Los aviones invisibles de EU incrementan la tensión con Corea del Norte

Aviones de combate norteamericanos arriban a Corea del Sur

Los juegos de guerra llegaron una semana después de que Corea del Norte lanzara su misil más poderoso de la historia, un misil balístico intercontinental capaz de alcanzar la costa este de Estados Unidos. Para el investigador Zachary Keck, este deseo surcoreano de acabar con la cúpula norcoreana es "comprensible", pero puede generar una serie de costosos problemas de llegar a materializarse.

Todo este operativo se enmarca en el acuerdo refrendado en octubre entre Washington y Seúl para incrementar el "despliegue rotacional" de activos estratégicos estadounidenses en la península coreana con la meta de presionar a Pyongyang para que retorne a las conversaciones para su desnuclearización.

Medios locales insistieron ayer en que éstas son las mayores maniobras que se recuerdan, con 230 aeronaves y unos 12 mil efectivos involucrados.

El bombardero estratégico estuvo acompañado por dos cazas furtivos estadounidenses F-22 Raptor.

Durante las maniobras, los aliados simularán ataques sobre falsas instalaciones nucleares norcoreanas y plataformas autopropulsadas como las que usa el régimen de Pyongyang para desplegar sus misiles.

El periódico norcoreano Rodong denunció en su editorial estos ensayos. El vocero del Ministerio del Exterior chino, Geng Shuang, alertó que la situación en la península coreana es "altamente sensible". "Esperamos que todas las partes relevantes hagan más para rebajar el conflicto y evitar irritaciones mutuas", dijo.

"Es una provocación abierta, a todos los niveles, contra Corea del Norte, que podría desembocar en una guerra nuclear en cualquier momento".

"Donald Trump está organizando una apuesta nuclear extremadamente peligrosa en la península coreana", continúa el texto, difundido por la agencia KCNA. Por su naturaleza y dimensión, tales maniobras se consideran "sin precedentes".

Los ejercicios "Vigilant ace", que tendrán lugar hasta el 8 de diciembre, utilizarán más de 200 cazas y aviones de combate avanzado. El funcionario analizará en Pyongyang "temas de interés y preocupaciones mutuas".

Notícias relacionadas: