A OCU usa a resolução do Banco Popular à TGUE

La decisión de este miércoles permite concluir el plan de resolución del Banco Popular, aprobado por la CE el pasado 7 de junio, después que el Banco Central Europeo (BCE) calificó al banco como "una entidad inviable o con probabilidad de serlo".

En concreto, la Comisión Europea ha investigado la incidencia de la operación en los mercados nacionales y regionales de servicios bancarios minoristas y empresariales, de arrendamiento financiero, de factorización y de prestación de servicios de cajero automático, tanto en España como en Portugal.

Según el ministro español de Economía, Luis de Guindos, Banco Popular se quedó sin liquidez el martes 6 de junio y no habría podido abrir al día siguiente si no hubiera sido comprado. Se trata de la mayor venta de la historia de una cartera inmobiliaria en España.

En un comunicado, el Banco Santander explica que la sociedad citada estará participada mayoritariamente por Blackstone (51 %) y por el propio Banco Popular (49 %).

La valoración de los activos inmobiliarios en España de esa sociedad -que incluyen desde inmuebles hasta créditos dudosos- se encuentra en una cifra aproximada a los 10.000 millones de euros. La valoración de US$11.752 millones es coherente con la valoración y las provisiones realizadas por Santander en el momento de la adquisición, por lo que la transacción no generará ganancia o pérdida material. E l Ejecutivo europeo, aval de la competencia en la Unión Europea (UE), "concluyó que la operación no suponía un problema de competencia en el Espacio Económico Europeo", dijo la Comisión en un comunicado, en referencia a los 28 Estados miembros más Islandia, Liechtenstein y Noruega. Su misión es organizar la quiebra ordenada de los bancos en dificultades de la zona euro, haciendo que la carga financiera recaiga en el sector bancario.

Desde la adjudicación de Popular el pasado 7 de junio, una de las grandes prioridades de Santander era limpiar el lastre inmobiliario del banco.

Notícias relacionadas: